Consejos

Saber diferenciar entre franquicia y fianza

Cuando alquilas un coche, hay dos términos que utilizan las compañías y que pueden llevar a confusión, uno es franquicia y otro es fianza. ¿Qué es cada una?

  • La franquicia está asociada al seguro del coche de alquiler, y es el importe máximo que se paga en caso de que el vehículo sufra un daño, robo o accidente. Esto quiere decir que si el seguro del coche de alquiler tiene una franquicia de 200€ y tienes un accidente en el que la reparación tiene un coste de 800€, deberás hacerte cargo de los primeros 200€ de la reparación y los otros 600€ son responsabilidad de la compañía de alquiler.

  • La fianza de un coche de alquiler, es el importe que te retienen en la tarjeta de crédito o débito al retirar el vehículo. Esta cantidad de dinero que bloquean en tu tarjeta y de la que no puedes hacer uso, la utilizan las compañías de rent a car para que, en caso de se realice un mal uso del vehículo (como daños en el interior, exceso de kilometraje, multas, etc.) se puedan cubrir los gastos que ese uso indebido ocasione. Si el coche está en buenas condiciones cuando se devuelve, la fianza se desbloquea, y ya puedes disponer de la cantidad de dinero que tenías retenido en tu tarjeta o cuenta bancaria.

¿Quieres eliminar la franquicia y la fianza de tu alquiler de coche?

La franquicia del seguro del coche de alquiler puede eliminarse ampliando la cobertura del seguro. Puedes contratar lo que las empresas de alquiler suelen llamar 'SuperCover', incrementando el precio del alquiler entre 15€-30€ por día, o nuestro seguro de reembolso de franquicia, que puede ser un 80% más barato que el de las compañías y tiene más coberturas como los neumáticos, los cristales, el error de combustible al repostar o la pérdida de llaves.

En el caso de la fianza no es tan fácil de eliminar. Depende de las condiciones de cada empresa de rent a car, por ello te aconsejamos que te informes con la compañía con quien vayas a realizar el alquiler del coche.

Evitar que te cobren por un daño al coche de alquiler que no has hecho.

Al devolver el coche después de nuestro periodo de alquiler, muchas empresas imputan daños que ya estaban en el vehículo. Para evitar esto, cuando recoges el coche de alquiler debes revisar con detenimiento el estado en el que se encuentra el vehículo. La empresa te entregará un parte de recogida con un dibujo del vehículo donde se reflejan todos los daños que tiene el coche. Es en este momento donde debes revisar los daños, por mínimos que sean, y dejarlos reflejados en el parte, ya sean arañazos, abollones o pequeños chinazos.

En el dibujo del coche, además de tener marcado el sitio donde tiene el daño, debe estar reflejado que tipo de daño es. Si no está reflejado el tipo de daño, al devolver el vehículo, si el daño no corresponde con lo que pone en el parte, pueden imputar el daño al tiempo en el que has tenido el vehículo.

Este es un ejemplo de como se reflejan los daños en el parte de recogida:

daños al coche de alquiler


Además de rellenar el parte, te aconsejamos que realices fotografías o vídeos del vehículo. Con esto te aseguras tener un documento gráfico que demuestre como estaba el vehículo en el momento de la retirada, para que, en caso de que la empresa de alquiler del coche te haga un cobro, puedas reclamar.

Cuando devuelves el coche, debes realizar el mismo proceso. Realiza fotografías y vídeos para que quede registrado el estado del coche en la devolución. Además, la empresa debe entregarte un documento como el que rellenas al recoger el vehículo, en el que esté reflejado el estado del coche en el momento de la devolución.

Si la empresa de alquiler te acaba imputando un daño que no has realizado, para reclamar los daños, guarda el documento de recogida o check-out donde se muestran las condiciones en las que estaban el vehículo al comienzo del alquiler y el documento de devolución o check-in donde se muestra el estado del vehículo al finalizar el alquiler.

Con estos documentos junto con las fotografías o vídeos que hayas realizado del coche, podrás realizar la reclamación de los daños a la empresa de alquiler.

Qué debes tener en cuenta al contratar un coche de alquiler

A la hora de alquilar un coche, debes tener en cuenta las políticas que aplica la empresa de alquiler para no tener un sobrecoste al devolverlo. Nosotros te dejamos los puntos más importantes que debes revisar antes de firmar el contrato del coche de alquiler:

  • Tener en cuenta las fechas y horarios del alquiler del vehículo. Las empresas cobran por franjas de 24 horas. Si el alquiler comienza a las 10h, la devolución del coche debe ser como tarde a esa misma hora del día en cuestión o antes, si se realiza más tarde, lo más probable es que se cobre un día más de alquiler.
  • Infórmate de la fianza que te van a retener. Todas las empresas de alquiler hacen una retención en tu tarjeta para cubrir posibles daños al vehículo. Si tienes una tarjeta de crédito la retención será sobre el depósito del banco, pero si únicamente tienes una tarjeta de débito, la retención será sobre el dinero que hay en tu cuenta.
  • Revisa la manera en que la empresa te cargará el combustible. La mayoría de las empresas de alquiler tienen 3 maneras:
    • Lleno/lleno: recoges el coche con el depósito lleno, y lo tienes que devolver con el depósito lleno.
    • Prepago con reembolso: al recoger el coche tendrás que pagar el importe del tanque de combustible más una tasa por el servicio de repostaje.
    • Lleno/vacío:esta opción es recoger el vehículo completamente lleno y devolverlo vacío. En este caso tendrás que pagar en el momento de retirar el vehículo el importe estipulado por la compañía de alquiler para su posterior llenado.
  • El kilometraje. Debes revisar la cantidad de kilómetros que están incluidos en el contrato de alquiler. Las empresas suelen dar dos opciones:
    • Kilometraje ilimitado: están incluidos todos los kilómetros que realices con el coche de alquiler.
    • Kilometraje limitado: tendrás unos kilómetros máximos que recorrer y si te pasas de los kilómetros establecidos, se cobrará una tasa fijada por cada empresa de alquiler de coches que puede oscilar entre 0,10€ y 0,40€ por kilómetro.
  • El seguro. La mayoría de los coches de alquiler tienen asociados un seguro a todo riesgo con franquicia. Es decir, si el vehículo tiene una franquicia de 500€ y hay daños al vehículo por valor de 800€, el conductor debe pagar los primeros 500€ y el resto se hace cargo la empresa de alquiler. Eliminar la franquicia con las propias empresas de alquiler incrementa entre 15-30€ el alquiler por día. Te aconsejamos eliminar esta franquicia con nuestro seguro adicional que puede ser hasta un 80% más barato, infórmate de todas las coberturas en la sección 'Seguros'.